• Background Image

    Baja maternal, aprovéchala

    29 enero, 2017

29 enero, 2017

Baja maternal, aprovéchala

Este permiso laboral (baja maternal) es para cuidar del bebé pero también para que tú puedas recuperarte y descansar y, sobre todo, para que tanto el bebé como tú y tu pareja disfrutéis en familia.

Una vez que sales del hospital aún te quedan 16 semanas para recuperarte y cuidar de tu bebé. Las primeras semanas serán  irregulares, hasta que vuestro pequeño comience a adquirir unos hábitos de sueño y alimentación, lo más importante será organizarte bien y establecer prioridades para disfrutar de la etapa de tu baja maternal.

Las primeras semanas de una baja maternal

Seguramente las primeras semanas serán las más intensas, es probable que sientas algo de melancolía… ya que los cambios hormonales pueden influir en el estado anímico, pero ten en cuenta que es pasajero, y si no mejoras, por supuesto, cuéntamelo.

Algunas madres se encuentran estupendas después, en cuanto dan a luz, pero otras pasáis unos días muy cansadas. Debes hacer lo que tu cuerpo te pida, que es sabio, y reservar tus fuerzas para las cosas que son importantes como revisión con el pediatra, papeleos que precisen tu firma….

Y papá que ahora tendrá cuatro semanas de baja, podrá encargarse de la mayoría de las gestiones.

No te sientas mal si no cumples con lo que te programas cada día… el día día con un recién nacido es imprevisible y todo conlleva mucho más tiempo del normal. Si el bebé se salta alguna toma o su baño no te da tiempo, no debes culpabilizarte: lo más importante es que estés tranquila y transmitírselo a tu hijo.

Aunque todos tus amigos y familiares están deseando conocer al bebé, lo más importante es que tú te encuentres tranquila y cómoda, así que valora cuál es la mejor forma en que ellos pueden ayudarte: haciéndote compañía, realizándote la compra… quien bien te quiere, ¡estará deseando hacer lo que tú necesites!

Primer mes

A partir del primer mes el bebé todavía sigue comiendo muy a menudo pero es un buen momento para establecer unas pequeñas rutinas de higiene, paseo y siestas que le harán sentir seguro.

baja-maternal

Quizás a última hora de la tarde tu bebé tenga un llanto incontrolable, podría ser que tuviese gases, cólicos o simplemente que desee liberar la tensión acumulada a lo largo del día. Lo mejor es tratarle con calma y tranquilizarle meciéndole o llevándole de paseo.

Durante tu baja maternal, ya es el momento en el que también empieces a cuidar de ti misma, el bebé seguirá necesitándote mucho tiempo a lo largo del día pero si te organizas puedes sacar tiempo para quedar con tus amigas en un lugar tranquilo y el bebé puede acompañarte en una mochilita.

Será muy importante que tengas contacto con otras mamás pues esto te dará mucha fuerza y te hará sentir comprendida y acompañada.

Segundo y tercer mes

Ya en el segundo o tercer mes las tomas suelen ser más regulares y un poquito más espaciadas, incluso puede que tu bebé aguante durmiendo cinco o seis horas seguidas. Sobre todo si hace buen tiempo es hora de que des largos paseos y de aprovechar el tiempo libre que dejan sus siestas para poner la casa al día organizar armarios o incluso descansar tú también.

Es hora de empezar a pensar quien va a cuidar al bebé cuando te incorpores al trabajo: si va a entrar una cuidadora en casa es el momento de familiarizarse con sus cuidados y de que el bebé vaya conociéndola pues lo ideal será que entre a trabajar en casa unos días antes de que tú regresas al trabajo, así estarás tranquila y habrás comprobado personalmente que dejas a tu bebé en las mejores manos.

Cuarto mes y preparativos para el fin de la baja

Durante el cuarto mes la relación familiar con el bebé suele ir sobre ruedas, qué pena que la baja maternal acabé tan pronto …¿verdad? Cuando tienes un bebé la forma de salir cambia: se hacen nuevas amistades, las cenas se convierten en comidas y las tardes de cine en tardes de parque, que también son bonitas. 🙂 

Si le vas a dejar en una guardería tendrás que empezar a hacer la transición al menos una semana antes. Lo normal es dejarle algunas horas nada más, de forma que vaya adaptándose el bebé y conociendo a sus cuidadoras.

Sería ideal aprovechar los últimos días de la baja maternal para hacer alguna escapada familiar a algún lugar tranquilo : esto os sacará de la rutina , os recargará las pilas y estrechará vuestra relación de pareja.

El tiempo pasa volando. Disfrútalo al máximo, y si lo necesitas: pídeme ayuda. 

 


firma-maite-navarro-blackwhite

Maite Navarro Sánchez-Morate
Matrona
Hospital La Zarzuela

¿Te ha gustado? Compártelo:
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone
0 Comentarios

Deja tu comentario

Deja un comentario