• Background Image

    Pies hinchados después del parto

    1 agosto, 2017

1 agosto, 2017

Pies hinchados después del parto

Un problema bastante habitual que se suele presentar durante el embarazo es la presencia de pies hinchados; son muchas las madres las que piensan que este problema desaparecerá una vez que hayan dado a luz pero no siempre es así, sino que también se puede mantener, durante un cierto tiempo, en el postparto.

A continuación, vamos a analizar el tema de los pies hinchados después del parto en detalle.

Pies hinchados después del parto, todo lo que debes de saber   

 

Lo primero que nos recomendarán para evitar este problema será comer sano, hidratarnos correctamente, además de evitar la sal en las comidas… sin embargo, aunque sigamos estas recomendaciones a rajatabla, puede ser que los pies hinchados después del parto terminen produciéndose igualmente y es que existen otros factores que lo pueden propiciar.

-Hormonas: Determinadas alteraciones hormonales habituales del embarazo.

-Cambios de peso: Un aumento de peso hará que los pies se hinchen.

-Vida sedentaria: El hecho de llevar una vida sedentaria también incrementa las posibilidades de tener que enfrentarnos a este problema.

-Temperatura: En el caso de que las temperaturas sean muy cálidas o bien haya mucha humedad en el exterior, la situación se podría llegar a agravar. Las personas aquejadas con un problema de pies hinchados después del parto se darán cuenta de que las últimas horas del día suelen ser las peores en relación con este trastorno.

-Además, también influirá el hecho de haber tenido un embarazo múltiple.

¿Cómo podemos evitar este problema?

 

Obviamente, lo primero que debemos hacer es acudir de inmediato a nuestro médico y confiarle el problema, sobre todo en el caso de que la hinchazón se extienda ya demasiado tiempo, si sientes dolor o si bien tienes una pierna más hinchada que la otra. Además, existen otros síntomas que se pueden presentar que también alertan de que algo va mal (cómo puede ser náuseas y vómitos, migrañas, visión borrosa)…

Ante cualquier anomalía no lo dudes, solo el profesional será capaz de saber lo que te pasa y cómo actuar en consecuencia.

Puedes seguir estos consejos básicos para aliviar o evitar el problema de los pies hinchados después del parto:

-Deberías de evitar estar mucho tiempo tumbada o sentada. La circulación sanguínea de las piernas debe de estimularse cada cierto tiempo; es por ello, por lo que deberías de pasear de forma diaria unos 30 minutos más o menos.

-Puedes hacer un ejercicio de elevaciones de piernas y de pies y mantenerlos así durante un tiempo de 10 segundos. Haz varias repeticiones para que la sangre circule.

-Emplea siempre ropa cómoda, que no te apriete y haz lo mismo con los zapatos.

-Cada cierto tiempo deberías de hacer un masaje en las piernas para que fluya la sangre, además de aplicar transiciones de frío y de calor con el mismo objetivo.

Ahora que ya sabes que es mucho más común de lo que parece y algunas de las posibles soluciones, no dudes en probarlas.


firma-maite-navarro-blackwhite

Maite Navarro Sánchez-Morate
Matrona
Hospital La Zarzuela

¿Te ha gustado? Compártelo:
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone
0 Comentarios

Deja tu comentario

Deja un comentario